Category Archives: Aviación Comercial

ITVV

Después de repasar los productos de Just Planes y Pilotseye, en esta ocasión toca ver el tercero en discordia como es ITVV (Intelligent Television and Video), productora audiovisual desde 1991 especializada en productos aeronáuticos, con cuatro categorias bien diferenciadas:

– DVD’s de Aviación Civil
– DVD’s Arte de la Aviación
– La música de ITVV
– Patrimonio de la Aviación

AVIACIÓN CIVIL

La primera de ellas, cuenta actualmente con 14 títulos disponibles para su compra, que son:

– Airbus A320-200
– Airbus A320-200 Simulador
– Airbus A330-200
– BAE 146-200
– Boeing 737-300
– Boeing 747-200
– Boeing 747-400 Virgin Atlantic
– Boeing 747-400 Cathay Pacific
– Boeing 757-200
– Boeing 767-300ER
– Boeing 777-200
– Boeing MD-11
– Concorde
– Fokker 100

Todos editados en formato DVD con opción a elegir entre el formato europeo (PAL) y el americano (NTSC) con un precio medio de 25 € (75-90 minutos) cada uno, excepto el del Concorde que al ser edición doble, cuesta casi 35 € (300 minutos).

Al igual que sucede con los productos de Just Planes, no cuentan con ningún subtítulo, por lo que será necesario cierto nivel de inglés para entender las explicaciones, ITVV entra mucho más en detalle en todas las fases de un vuelo, desde la planificación desde la oficina, revisión exterior, encendido, explicaciones de los pilotos de la mayoría de sistemas, procedimientos de despegue y aterrizaje… digamos que esta serie de DVD’s te proporcionan una mayor fuente de información para los “aerotranstornados” o para los futuros pilotos para complementar su formación.

Esta empresa cuenta con un servicio de puntos que se otorgan en cada compra, que oscilan entre los 55 y los 200 puntos, por cada 200 se otorga un descuento de 2 libras esterlinas, pudiéndose guardar y acumular por tiempo infinito, que se pueden reclamar durante los pasos de compra.

Aquí os dejo con unos avances de algunos títulos para conocer mejor estos productos:

Airbus A320-200

Concorde

Boeing 747-400 Virgin Atlantic

EL ARTE DE LA AVIACIÓN

En esta categoría solo se puede encontrar solo un artículo con el mismo título como nombre “The art of the aviation”, un documental que combina la historia de la Batalla de Inglaterra con uno de los mayores artistas en pintar aviones, Robin Smith Gava, junto a uno de los ex-piloto de la RAF y actual piloto comercial, el capitán Nick Stein. Clásicos aviones de la Segunda Guerra Mundial hacen acto de aparición, como el Spitfire, Hurricane y Lancaster.

LA MÚSICA DE ITVV

ITVV presenta un CD recopilatorio con 12 temas utilizados en los DVD’s de la compañía, compuestos y grabados por Nik Martin, quien lleva trabajando durante bastantes años, ¿su precio? Casi los 12 € y actualmente no hay stock disponible.

PATRIMONIO DE LA AVIACIÓN

El DVD de “Arte de la Aviación” comparte categoría con esta relacionada con el patrimonio histórico, donde aparece un título más: “Hurricane R4118”, un documental dedicado íntegramente a la restauración de un R4118 durante casi 100 minutos (23 €), pero como dice el dicho, mejor verlo que contarlo:

Enlace: ITVV

PilotsEye.tv

Como ya comenté la semana pasada, con el artículo sobre los documentales de Just Planes, ahora toca hablar de una de las empresas que quieren de alguna manera, plantear una sana competencia y “reinventar” el formato de la vida diaria de los trabajadores de las compañías aéreas, pero conozcamos algo mejor a PilotsEye.tv. Aignermedia es la creadora de este portal con sede en Múnich (Alemania) desde el año 2004, su catálogo es mucho menor extenso que Just Planes, pero ellos prefieren a calidad en relación a cantidad.

Estas son las rutas actuales, que se pueden consultar desde su web, y como es normal, todo con compañías alemanas, fomentando el producto local:

– Entrenamiento en Lufthansa Aviophobia (cursos para perder el miedo a volar), con Airbus A320, A330 y A340
– Condor Berlín, La Palma & Ibiza (disponible entre marzo y abril de 2010), con Airbus A320-212
– Lufthansa, Seattle, con Airbus A330-300B
– Austrian, Tokio, con Boeing 777-2Z9ER
– Austrian, Barcelona, con Airbus A321-200
– LTU, Nordpol, con Airbus A330-200
– LTU, Maldivas, con Airbus A330-200
– Lufthansa, San Francisco, con Airbus A340-600

La duración de cada película oscila entre los 50 y los 95 minutos, tremendamente lejos de los documentales de JP donde pueden superar fácilmente los 140 minutos, esa tremenda diferencia de tiempo, es muy fácil de explicar con tan solo dos palabras: alta definición. En lugar de grabar todo el viaje de manera casi continuada, recogen los momentos más importantes desde el arranque del avión hasta su aterrizaje, grabados a 1080p, es decir, a la mejor calidad de visionado para aquellos televisores o monitores que tengan esa capacidad.

Como uno se puede imaginar, la sensación de realismo es claramente superior, porque parece que realmente estás dentro del avión, de ahí que los documentales sean más cortos, y con un precio similar a su competencia (unos 30 € desde la web de Amazon), donde algunos de ellos te dan la opción de poder elegir entre calidad DVD estándar o Blu-Ray. Al ser una empresa no anglosajona, su idioma principal es el alemán, pero algunos cuentan con subtítulos en inglés o los más modernos, incluso han metido una pista de audio doblada con lo que va comentando la tripulación.

Otra de las novedades es la grabación simultánea de una situación desde varios cámaras (hasta seis), tanto dentro como fuera del avión, pudiendo ver un despegue desde la misma cabina y en el mismo momento, desde el propio aeropuerto o algo curioso, como en pequeñas ventanas, una cámara ligeramente elevada, graba de manera frontal a los pilotos, algo meramente anecdótico, pero interesante sobre todo en los aterrizajes, ya que podremos ver la llegada a pista mientras que el piloto realiza los ajustes necesarios si lo hace de manera manual (es decir, si no se aterriza en modo ILS). Aquí podemos ver una aproximación y aterrizaje en Barcelona en un Airbus A321 de Austrian Airlines (desde la web de Youtube se puede ver a mayor calidad, a 480p).

LO MEJOR

– Sin duda, lo mejor de todo es la calidad de los vídeos, muy superior a Just Planes, todo un gustazo visual si posees el equipo adecuado
– Subtítulos y doblajes en dos idiomas (alemán e inglés), que permite al menos aprender y entender mejor la vida en cabina y los comentarios de los propios trabajadores

LO PEOR

– Pocos títulos disponibles y centrados en compañías alemanas, lo que reduce el abanico de opciones
– Precio algo elevado en comparación al número de minutos (0,60 € el minuto de media), que se compensa con la calidad de visionado

PilotsEye.tv

Just Planes y los sombreros mexicanos

Tenía pensado dedicar un artículo sobre Just Planes para aquellos que no lo conozcan, pero aparte voy a incluir algo curioso que me ha sucedido en la compra de unos de los DVD’s que me llegaron hace algunas semanas, pero vayamos por partes.

Just Planes es una empresa residente en Boston creada en 1991, donde su principal negocio es la creación de documentales, primero creados en su día en formato VHS para adaptarse después al formato actual en DVD, sin preocuparse de la alta definición (Blu-ray) ni descarga digital, como sí hacen otras empresas similares, que comentaremos en futuros artículos.

Estos documentales se basan principalmente en dos tipos: aeropuertos y compañías aéreas, teniendo en cuenta la cantidad de años que llevan publicando títulos, su listado es inmenso, donde con el paso del tiempo, algunos ya están descatalogados y son complicados de encontrar, salvo que estén a la venta en otras tiendas tanto físicas como online (como Simmarket o Aeroteca, por ejemplo), por lo que hay que saber muy bien qué elegir en caso que queramos realizar una compra, por si en un futuro nos quedamos sin alguno que nos resulte realmente interesante.

En mi caso, los DVD’s dedicados a aeropuertos son bastante menos interesantes, aunque en caso de alguna oferta puntual en el descuento de su precio habitual, como objeto de colección, pueden resultar esenciales para la vida de un “aerotranstornado”. Estas películas se basan en la vida diaria de despegues y aterrizajes de todas las compañías en un largo espacio de tiempo (una década por ejemplo, que nos servirán como archivo histórico, especialmente para ver aquellos aviones y libreas que actualmente han dejado de existir (por extinción de la compañía) o que han cambiado su diseño

El precio actual del DVD de Zúrich por ejemplo es de $24.95 (algo más de 18 € al cambio), pero yo lo conseguí en una oferta puntual por $9.95 (7,2 €), ya que cuando eliges un título del catálogo, suelen hacer jugosos descuentos en otros para animarte a seguir comprando, todos los precios incluyen impuestos pero hay que sumarle después los gastos de envío, por 3 DVD’s por ejemplo cuestan $14.50 (10 €) y lo envían por correo aéreo (a través del excelente sistema postal americano), que hasta Madrid desde Boston, solo tardó cuatro días, incluyendo un fin de semana completo (viernes-sábado-domingo), parece algo increible que algo que tiene que cruzar todo el oceano Atlántico tarde menos que cruzar un paquete de lado a lado en España…

Os quería comentar el curioso caso de uno de los productos que me llamó la atención de la saga de aeropuertos, el llamado “Viva España Airports”

En un primer vistazo no hay nada extraño, salvo si nos fijamos en ese sombrero que aparece encima de la letra A, si pincháis en la imagen, os llevará al detalle de ese DVD, donde podremos que se trata de un sombrero mexicano!! Me puse en contacto con ellos para comentarles este tema, se dieron cuenta del error pero me comentaron que ya no se podía hacer nada al respecto, tengo la sensación que hacen una tirada de varios cientos o miles de ejemplares (menor coste de fabricación) hasta que se agote, para dejar de venderlo una vez que su stock finaliza, de ahí que suelan avisar con antelación cuando les queden pocas unidades, para aprovechar el “tirón” final de ventas.

Esperemos que los títulos siguientes relacionados con España lo tengan en cuenta y diseñen una mejor portada, para evitar susceptibilidades, teniendo en cuenta el amplio mercado con el que cuentan en Europa, siendo cada vez más conocidos, gracias a las nuevas tecnologías y el auge de las redes sociales (Twitter, Facebook, Youtube etc).

El producto “estrella” de la compañía es el segundo tipo, donde realizan grabaciones desde dentro de la cabina de uno o varios aviones de una compañía (Iberia, Air Luxor, Air France etc) o incluso desde fuera, cuando el comandante realiza el chequeo exterior de la aeronave antes de que los pasajeros embarquen, desde que se realiza el encendido de motores, despegue, travesía, donde los pilotos explican como funciona el avión en cada sistema, la ruta que se va a seguir en ese viaje, la carta de navegación del aeropuerto de destino, las comunicaciones…

Es algo bastante completo, pero hay que dominar algo de inglés ya que no incluyen subtítulos de ninguna clase ni el doblaje en otro idioma que no sea el anglosajón, eso limita el disfrute del visionado de estas películas para aquellos que les guste la aviación pero no comprendan el idioma.

En algunas de ellas también se incluyen grabaciones desde la parte donde viajan los pasajeros, para conocer algo más el trabajo de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP’s), el catering que sirven a bordo, el manejo de los sistemas de luces, ambiente etc que suelen llevar en forma de sistema táctil cerca de la puerta de salida principal, al lado de la cabina de mando (el más completo es el de Vueling)

Este es uno de los títulos más recientes, añadidos hace menos de una semana.

No hay mucho más que comentar sobre estos DVD’s, ya que una vez visto uno, ya sabes lo que te vas a encontrar, para muchos realizar esta colección les puede servir para tener un gran catálogo de los aviones que han volado o lo están haciendo en estos momentos, también puede servir como entrenamiento en el caso que llegáramos a trabajar con ese avión o en esa compañía, que cada uno lo utilice como le sea conveniente.

LO MEJOR

– Gran variedad de títulos a elegir, especialmente de aquellas compañías que ya no existen y que sirven de archivo aeronáutico, imposible encontrar nada más completo hoy día, a pesar de poder encontrar mucha información gracias a Internet.

– Poder vivir en primera persona el trabajo diario que realizan los pilotos y la tripulación, en un mundo excesivamente protegido por la seguridad, ya que hoy día muy poca gente tiene la oportunidad de viajar en cabina.

– Los grandes descuentos en otros productos cuando compras alguno de los títulos, consiguiendo un 2×1 a un precio irresistible, a pesar de que aumenten los gastos de envío, merece mucho la pena.

LO PEOR

– El precio, casi todos los títulos cuestan $30, excepto aquellos que vayan a desaparecer en poco tiempo por falta de stock, incluso los revendedores aplican la conversión directa de 1$=1€ (tan común hoy día en casi todo), por lo que te puede llegar a costar incluso más caro que pedirlo directamente a los Estados Unidos. No es complicado encontrarlos desperdigados por Internet en descarga directa o vía torrent ocupando menos espacio (de 600 MB a 2 GB), donde a veces no queda más remedio si alguno ya no se vende por falta de stock.

– La calidad de visionado, teniendo en cuenta que la mayoría superan los 120 minutos (e incluso más de 200 en algunos casos), y al no tener la posibilidad de venderlo en un formato que sea diferente del DVD, en un monitor compatible con FullHD, la imagen sale recortada en el modo de pantalla completa (aparte de otros detalles), aparte, cuanto más antíguo sea la grabación, peor se verá, ya que en muchas ocasiones, es una conversión directa de un VHS a formato DVD, por lo que hay que tenerlo en cuenta.

– Que no incluyan subtítulos para aquellas personas que no dominen el inglés o con problemas auditivos y que puedan disfrutar de los aviones como cualquier persona, hoy en día parece algo esencial, como si realiza la competencia (de la que hablaremos la próxima semana).

– Cuando se acaba el stock, no hay más ni ahora ni en un futuro cercano, ¿tan caro cuesta editar una serie de unidades? Porque muchas veces llegas tarde y tienes que buscarte la vida por otros medios…

¿Lesiona a un jugador un vuelo chárter?

Las cosas que tiene uno que leer… paso a traducir un reportaje que aparece hoy en el diario deportivo italiano La Gazzetta dello Sport:

La crisis arriesga en meter en crisis a la Asociación Inglesa de Fútbol, ya que después de preferir un vuelo chárter más económico para llevar a la su selección absoluta hacia Doha, en el amistoso contra Brasil que se disputará mañana en lugar de un vuelo de “cinco estrellas”, podría tener que desembolsar la cifra de 1 millón de euros por daños y perjuicios.

Esta sería la cifra que al menos ha solicitado el Chelsea, tras la lesión que ha sufrido su centrocampista Frank Lampard, en el primer entrenamiento en Qatar donde hay que descubrir a quien hay que atribuirle esa responsabilidad: si se trata precisamente de la compañía aérea elegida por la Federación para realizar el viaje: un chárter “de bajo coste”, adaptado para vuelos cortos pero poco idóneo para un viaje de alrededor de 7 horas, al parecer los jugadores suelen estar acostumbrados a tener sofás-cama dentro de los aviones, y se sorprendieron cuando vieron unos normales asientos que apenas podían ser reclinados.

No es un caso aislado, muchos jugadores al aterrizar sintieron calambres y dolores musculares, pero quien se llevó la peor parte fue el propio Lampard que, durante el primer entrenamiento de la mañana, tuvo que pararse de manera improvisada, lamentando un fuerte dolor en el muslo izquierdo.

La misma lesión que lo dejó en la enfermería durante seis semanas. Y ahora podría estar incluso más tiempo, como escribe el diario Daily Mirror, que habla hasta de dos meses de baja, con el enorme enfado de Carlo Ancelotti, ante el tremendo calendario que se espera de aquí hasta finales de año.

Al parecer, la Federación decidió elegir ese vuelo por recibir solo 400.000 libras de compensación por disputar ese partido ante Brasil, y ahora puede verle obligado a tener que pagarle al club londinense más del doble, en compensación por el salario que percibe el jugador de manera semanal.

Una historia un tanto inverosímil y que me quedan dudas de saber cual era esa compañía (seguro que muchos estarán pensando en Ryanair, pero todo pinta que no), en ningún medio inglés ponen el nombre de la compañía para no dañar su imagen, pero supongamos que se trate de un Airbus A320 o un Boeing 737-800 para realizar ese viaje… todos conocemos las incomodidades de las compañías de bajo coste, asientos estrechos, poco espacio para las piernas, incapacidad para moverte apenas… y así durante siete horas…

Aquí habrá comentarios para todos los gustos, jugadores profesionales que deberían de estar acostumbrados a ese tipo de esfuerzos, que si realmente se trata de una excusa por parte del Chelsea para recibir una compensación económica, que demasiado bien viven los futbolistas para que la Federación contratara una compañía privada con aviones de lujo…

Sin conocer más datos al respecto, es complicado decantarse por una opción u otra, pero creo que muchos estamos acostumbrados a soportar esa clave de viajes (además sin estar en forma) y como mucho podemos tener problemas de espalda por esos incómodos asientos (excepto en casos concretos) o de cuello si nos quedamos dormidos…

¿Vosotros qué pensáis de todo esto? Es cuanto menos curioso…

Fuente: La Gazzetta dello Sport

Iberia sigue con su monopolio

Iberia lo ha vuelto a hacer. De lleno en la huelga de tripulantes de cabina de pasajeros (¿cuando tocará la siguiente de pilotos?) y de las interminables negociaciones para fusionarse con British Airways (totalmente descartado que se realice ya este año), sigue con su monopolio a pasos agigantados, sobre todo en el madrileño aeropuerto de Barajas.

Hace unos días podíamos conocer la noticia que el Grupo Lara se deshacía del 14,31% (más de 4 millones de acciones de Vueling), cuando era el segundo mayor accionista del grupo, con esto, Iberia tiene todavía más control, una vez que consiguiera que tanto Clickair como Vueling acabaran en una sola aerolínea, debido a la duplicidad en algunas rutas que ambas empresas tenían.

Aparecieron rumores que comentaban que Iberia quiere crear de nuevo otra compañía de bajo coste, y yo me pregunto, ¿para qué? Clickair tuvo éxito en aquellos aeropuertos donde la compañía matriz tenía menos presencia, colocando la central en Barcelona y sin que Madrid viera jamás aterrizar o despegar uno de esos aviones (excepto para labores de mantenimiento en La Muñoza), abriendo nuevos mercados que estaban estancados, como Sevilla o Asturias, por poner dos ejemplos.

Como si no tuviera bastante con Air Nostrum (que tiene pendiente un ERE bastante severo), y controlar ya prácticamente el 100% de Vueling, ¿qué sentido tiene crear todavía más competencia? Aparte, el aeropuerto de Madrid-Barajas salió perdiendo claramente tras esta fusión, porque Vueling se trasladó a Barcelona y desaparecieron rutas tan interesantes como Madrid-Milan a precios razonables, teniendo que pasar por caja en el caso de Iberia, Alitalia o similar, salvo que no tengamos más remedio que ir a las de bajo coste, como Ryanair, que te dejan en Bérgamo o Easyjet, que no siempre es precisamente barata, por las dichosas tasas.

En lugar de explotar todos los recursos que tienen a su disposición, se dedican a crear aun más incertidumbre entre los pasajeros, los empleados y a arruinar a los inversores que apuestan sus acciones en compañías que pueden llegar a ser rentables, pero que la burocracia y las ansias de poder de la principal compañía española, que ha ido de mal en peor desde que se privatizó, han generado tal cantidad de controversias que muchos evitan volar con ellos, principalmente por la mala imagen que transmiten a los medios.

El negocio de Iberia hace muchos años que dejó de ser los viajes nacionales, ahí deberían de utilizar todos los servicios y el personal de Vueling más los que quedaron de Clickair, ofreciendo vuelos baratos entre las principales ciudades de España para luchar contra las ofertas de los trenes (Alaris, AVE etc) y la expansión de Ryanair, que hoy día parece imparable, en lugar de marear más la perdiz y poner en peligro más puestos de trabajo, algo de lo que precisamente no nos sobra en este bendito país.

Las rutas de largo alcance y las ciudades más turísticas de Europa serán el compromiso de la compañía para los próximos diez años, dejando a una tutelada (una nueva que enterrará a Vueling, viendo la situación actual) las que exploten un mercado totalmente roto por los ridículos precios de Ryanair, dejando poco margen para el resto de compañías, que empiezan a mirar hacia otro lado, en busca de los beneficios que perdieron en su día.

Netjets baja sus precios

La crísis económica se deja notar absolutamente en todos los sectores, y la aviación ejecutiva de negocios no podía ser menos. Netjets, una de las empresas que ofrece la posibilidad de adquirir aviones en multipropiedad o el alquiler por horas a cualquier destino (segmentado por diferentes tipos de avión, por capacidad y autonomía), con una flota impresionante (hasta 9 modelos diferentes para elegir), ha mandado una circular por correo electrónico a todos aquellos que se interesaron por sus servicios (como es mi caso).

Aparte de la bajada de precios en el Programa para Propietarios (donde un avión pertenece a varias personas para asumir los costes), su especialidad se basa en el producto Tarjeta Private Jet de 12,5 y 25 horas, dando la opción de crear tu propio plan de vuelo entre dos ciudades sin preocupaciones de horarios, esperas, sin tener que realizar ninguna inversión de capital ni compromisos a largo plazo. Su gran desventaja es que no está disponible precisamente para todos los bolsillos, por mucha oferta que quieran hacer.

El precio de la tarjeta de 25 horas (la más utilizada), para un avión de cabina ligera es de 118.000 € (4.720 € por hora, descuento de 13.000 €), mientras que para un avión de tamaño medio, el precio es de 159.000 € (6.360 € por hora, descuento de 30.000 €), para la de 12,5 horas, se paga la mitad del coste, sin ningún recargo. De sobra es conocido que la aviación de negocios nunca ha sido un producto asequible, la llegada de los VLJ (Very Light Jet) a Europa, aunque de manera muy lenta, supone una alternativa a la que Netjets mira hacia otro lado, sus clientes están un escalón por encima del resto y ni se plantean el adquirir aviones de esta categoría, donde su precio medio de alquiler por hora ronda los 1.400 €-2.000 € por persona, algo muy a tener en cuenta para aquellas empresas que ahora más que nunca, están mirando las cuentas con lupa, para no cometer gastos superfluos.

¿Qué impacto sufrirá Netjets en su cartera de clientes cuando los VLJ estén a pleno funcionamiento? Nadie lo sabe, pero si la crísis aguanta unos cuantos años más, como así parece ser, estoy seguro que les hará falta algo más que una reducción de precios para que la gente se anime a utilizar aviones de negocios, mientras las compañías aéreas normales de toda la vida como Ryanair, siguen vendiendo vuelos a 5 € a casi cualquier destino de Europa, pero todo tiene un pero, y es que las interminables esperas y los contínuos retrasos son el pan nuestro de los viajeros que utilizamos de manera constante la aviación comercial para hacer una de las cosas que más nos gustan: viajar.

Enlace: Netjets Europe

Volando a Budapest con Wizzair

Wizzair es una aerolínea con sede en Vecsés (Hungría) con 5 años de vida (creada en Septiembre de 2003), con sedes operaciones en: Sofía (Bulgaría), Budapest Ferihegy (Hungría), Gdańsk Lech Wałęsa Airport, Katowice International Airport, Poznań-Ławica Airport y Warsaw Frederic Chopin Airport en Polonia, Bucharest Băneasa Airport, Cluj-Napoca International Airport y Timişoara Traian Vuia Airport en Romania y Kiev Boryspil International Airport en Ucrania.

Centrándonos en Madrid, cuentan con las siguientes rutas: Bucarest (salidas martes, jueves y sábados), Budapest (miércoles, viernes y domingos), Cluj (sábados) y se sumará Praga a partir del 6 de julio, con salidas los sábados. Toda su flota se basa en Airbus A320, con capacidad para 180 pasajeros en clase única (al ser de bajo coste), donde esperan contar con un total de 80 aparatos en pedidos en firme (actualmente cuentan con 23 ya volando, con opción de compra por otros 25 más).

Tuvimos la oportunidad de conocer esta aerolínea con la ruta Madrid – Budapest – Madrid hace unas cuantas semanas, en total seis personas aprovechando una oferta con un descuento del 20% tanto en los billetes de ida como los de vuelta, una de las cosas que menos nos gustaron de inicio es que no hay posibilidad de realizar la facturación online, es necesario pasar por los mostradores de Wizzair para obtener la tarjeta de embarque, tengas que facturas maletas o no, mandando al correo electrónico únicamente un código de reserva junto con los datos de los pasajeros que habrá que tener impreso en papel para poder obtener la tarjeta que nos permitirá subir al avión.

En Barajas se habilitaron dos mostradores, ambos gestionados por el personal de Swissport (tanto personal de tierra como la gestión de maletas) al no tener Wizzair una base establecida en Madrid, donde curiosamente, apenas mostraron interés en comprobar el tamaño y peso de las maletas no facturadas, algo extraño teniendo en cuenta lo pesados que se están volviendo las compañías con respecto a este tema, precisamente, días antes del vuelo, la compañía mandó un comunicado a todos los clientes, advirtiendo que se iban a cambiar la normativa del peso de las maletas facturadas, pasando de los 20 kilos actuales a 15, pero que no afectaría al vuelo actual que ya teníamos contratado, recordemos que para el equipaje de mano, el límite son 10 kilos, teniendo que pagar un suplemento si lo sobrepasamos.

Una vez obtenida la tarjeta de embarque, fuimos hacia la puerta, donde coincidió con la salida hacia París de Easyjet, dos puertas prácticamente juntas, aunque con más suerte para la compañía naranja, ya que tenía finger directo al avión, todo lo contrario para nosotros, que nos obligaron a subirnos a un autobús lanzadera, Wizzair permite pagar un plus por embarcar de los primeros, aunque realmente yo no lo considero una ventaja, teniendo en cuenta que no te asegura que te vayas a sentar en el avión. Al igual que Easyjet y Ryanair, no existe una reserva de asiento, es la nueva moda de las low cost, obligar a los pasajeros a que se peleen por obtener las mejores plazas, llegando a montar auténticas estrategias dignas de los combates de Vietnam para colocarse de la mejor manera en las lanzaderas, realizar un sprint hacia la escalerilla que ni Usain Bolt en los 100 metros lisos, subir y conseguir plazas juntas para todos tus acompañantes, para que luego digan que viajar en avión es aburrido…

Al ser una compañía tan sumamente jóven, eso se nota primero en los aviones, todos los asientos son de cuero en configuración de pasillo único de 3+3 plazas, dejando un espacio para las piernas bastante reducido para personas que sean altas o voluminosas, peor aún si además la persona que tengas delante, reclina hacia atrás el asiento, llegando a ser un poco claustrofóbico, pero es lo que tiene volar de manera más o menos barata… doy por supuesto que mi próximo viaje a París en un A319 (supongo) en Easyjet, será todavía peor, aunque al menos el viaje es algo más corto. El tiempo de vuelo entre las dos ciudades es de 3 horas y 10 minutos, donde tuvimos un retraso de 45 minutos en el despegue (de 20:30 a 21:15), aunque el piloto usó toda la potencia del avión, junto con el viento a favor, cumplió con creces la hora de llegada, aterrizando sobre las 23:40, recuperando más que de sobra el tiempo perdido, por cierto, la ocupación rozó el lleno, con algunas plazas libres.

La librea utilizada por Wizzair desde luego no pasa desapercibida a nadie, con esos colores violetas tirando a rojos, donde los TCP’s por supuesto, sus trajes llevan los mismos colores, mujeres y hombres de origen húngaro o polaco, hablan perfectamente inglés y algunas hasta español, donde llegaron a mostrar todo el genio magiar de sus antepasados guerreros ante pasajeros españoles que se encargaron de molestarlas y tratarlas como si fueran criadas o simples camareras, mujeres jóvenes (no sobrepasan los 35 años) y con unos rasgos físicos muy diferentes a las españolas, pero tremendamente atractivas para los que amamos a aquellas que viven en Europa del Este (como un servidor).

Tras disfrutar de un completo fin de semana en Budapest, una ciudad que hablaremos dentro de poco en la nueva web que estamos montando con mis compañeros de viaje, con muchísimas fotos de todo lo que pudimos ver en tan poco tiempo, un sitio totalmente recomendable, donde seguramente nos faltó algún día más para poder disfrutar de todo lo que ofrece una ciudad con tantísima historia y sitios que ver, llegó la hora de volver a Madrid. Budapest Ferihegy en la Terminal 1 es tremendamente pequeño, muy parecido al de Tenerife Norte pero más antíguo, pero posee algo que me sorprendió gratamente, al tener un restaurante con una terraza con vistas hacia el aparcamiento de los aviones, sitio donde pude realizar las fotos que acompañan a este artículo, ¿qué mejor sitio para comer para un spotter como yo? así pudimos ver salir a otro A320 de Wizzair hacia Bruselas y ver aterrizar a nuestro avión, preparándolo para recibirnos.

Al obtener la tarjeta de embarque para el viaje de vuelta, en esta ocasión si con personal de Wizzair, se preocuparon de revisar el tamaño del equipaje de mano y por supuesto el peso, sobre todo para aquellas personas que llevaban una maleta que pudiera parecer que sobrepasaba los límites impuestos por la Unión Europea. El avión salió con puntualidad inglesa sin nada que destacar, salvo una tormenta cerca de Madrid que nos obligó a sufrir algunas turbulencias, similar a estar en una montaña rusa, pero que los pasajeros, lejos de asustarse, parecieron disfrutar de lo lindo, cosa extraña viendo como hay cada vez más gente que le tiene miedo a volar, siendo aplaudido el piloto nada más tocar suelo, en un excelente aterrizaje nada brusco como en otras ocasiones, precisamente en la nueva pista recién asfaltada de Barajas cerca de la T4, con el consabido paseo hasta las terminales T1 y T2, donde en esta ocasión, si nos correspondió un finger, dando por finalizado un viaje corto en días, pero bastante intenso.

En definitiva una compañía no tan barata al final como diversas ofertas ofrecidas por Easyjet o Ryanair, pero una alternativa más para visitar diversos países de Europa del Este, tan de moda últimamente, solo queda esperar si sobrevive a la tremenda crísis en este sector y no llega a desaparecer en un futuro como otras homónimas, pero de momento han pasado ya cinco años y la cosa pinta bien, estoy seguro que no será mi único viaje en esta aerolínea, Budapest es demasiado atrayente para ir una sola vez…

02 DICIEMBRE 2009

Viendo que varias personas se han puesto en contacto conmigo con dudas sobre las maletas, como ya he comentado en el artículo, Wizzair es una compañía de bajo coste del Este de Europa, por tanto, el precio que os dan en la web NO incluye ninguna maleta facturada, para llevar una maleta que sea más grande que una de cabina, tendréis que pagar 10 € por cada una, siempre que no supere los 15 kilos de peso, si a la hora de recibir la tarjeta de embarque, lo supera, tendréis que pagar un plus. Toda esa información la podréis revisar mientras hacéis una reserva de billetes, antes de completarla, se os dirá si queréis facturar o no, con cuantas maletas y cual es el precio total. Espero que las dudas hayan quedado resueltas 🙂

Spanair y su nueva imagen corporativa

A través de Avión Microsiervos me encuentro con la noticia que Spanair está solicitando a sus empleados y a sus clientes que elijan cual debería ser su nueva imagen corporativa a partir de ahora, dando a elegir dos opciones posibles.

Opción Mundo:

Opción Estela:

Enlace para votar la opción

Yo he elegido la primera opción (Mundo), aunque siendo sincero, ninguno de los dos diseños refleja realmente el espíritu de Spanair, sobre todo el segundo, no me gustan nada los diseños minimalistas que además cuestan muchísimos millones de euros por pintar una raya de diferentes tonos azules, ¿eso realmente es un símbolo?, recordemos los actuales logotipos de RTVE para sus diferentes canales, los cuales a nadie convencieron y menos aún tras conocer el dinero desembolsado (peor encima teniendo en cuenta que sale de fondos públicos).

Lo curioso de estos concursos es que casi nunca sabes quien ha hecho esos bocetos, pero al menos se han molestado en crear unos vídeos explicando qué significa realmente. La votación terminará el 10 de mayo (inclusive), su presentación oficial con el diseño definitivo coincide con la inauguración de la Terminal 1 de El Prat (Barcelona), al votar, entramos de paso en un sorteo de 5 viajes para dos personas en cualquier ruta nacional de Spanair y un viaje alrededor del mundo, también para dos personas, en las aerolíneas de Star Alliance.

Un cambio de imagen en una marca conocida no es un cambio fácil ni hay que tomárselo a la ligera, puede darte un empujón importante a la hora de conseguir nuevos clientes o puede hundirte definitivamente, y creo personalmente que la segunda opción no es precisamente la mejor de todas, cuando se conozca el veredicto, veremos si tengo razón o por si el contrario, estoy equivocado.